Consejos para un funcionamiento óptimo de los cartuchos

Uno de los puntos más importantes en la actualidad son las actualizaciones en las impresoras. Actualmente los fabricantes de impresoras ofrecen descuentos en sus productos o extensiones de garantía gratuítas a cambio de registrar el producto en sus páginas oficiales. Si se aceptan este tipo de peticiones y se registra la máquina es altamente probable que esté sujeta a actualizaciones de firmware automáticas que bloqueen el uso de cualquier cartucho que no sea el original.

Todos los cartuchos contienen partes electrónicas (chips) muy sensibles y que pueden verse afectadas a la manipulación inadecuada, el roce y, especialmente, a las subidas de tensión.

Para las impresoras de tinta, recomendamos realizar alguna impresión al menos cada dos semanas, o incluso cada semana en épocas de calor intenso. Así como también es beneficioso realizar periodicamente limpiezas de cabezales e inyectores de la máquina. Imprimir con frecuencia y realizar tareas de mantenimiento periodicamente es fundamental para evitar el secado de los inyectores y garantizar un buen estado de la impresora para que esté a punto en todo momento. Si evitamos el secado de los inyectores y cartuchos aprovecharemos al máximo la vida útil de los consumibles e impresoras.

En los sistemas de impresión de cartuchos negro y tricolor los inyectores están en los cartuchos. En caso de que los cartuchos se "sequen" los inyectores quedan atascados con los restos de tinta, y aunque el cartucho siga teniendo tinta, no imprimirá debido a que el inyector está atascado.

En los sistemas de impresión de cartuchos de colores individuales, los inyectores están en las impresoras. En caso de que los inyectores se sequen y obstruyan, aunque se sustituyan los cartuchos, los inyectores de la máquina seguirán estando en mal estado. Llegado a este punto, puede llegar a ser el final de la vida útil de la impresora.

Por estas razones, recomendamos mantener las impresoras con un correcto mantenimiento y un flujo de impresión continuado para evitar problemas con cartuchos e impresoras que son causados por un uso incorrecto de los mismos.

Garantía

Todos los cartuchos de Ahorro Imprimiendo cuentan con un año de garantía desde la fecha de la entrega de la compra. Si el cartucho presenta alguna anomalía o fallo tras la instalación en la impresora o en sus primeras impresiones, ponte en contacto con nosotros mediante nuestro teléfono o correo electrónico.

Consulta nuestro apartado de devoluciones.

Primeramente trataremos de averiguar qué tipo de problema presenta para aplicar una solución posible. Tras las verificaciones oportunas y en caso de no solucionarse, nos encargamos de la sustitución del producto defectuoso por uno nuevo sin ningún coste para el cliente, y teniendo que entregar al transportista el material defectuoso con su embalaje original (salvo que indiquemos lo contrario).

En caso de que el fallo aparezca después de un uso continuado del producto, los fabricantes, una vez consumido más del 30% del producto no ofrecen garantía por cuestiones de desgaste. No obstante, Ahorro Imprimiendo tratará cada caso en cuestión para valorar el tipo de fallo que pueda presentar el producto, y nos hacemos responsables de fallos por defectos en el cartucho (en ese caso el procedimiento de devoluciones será el mismo mencionado anteriormente), pero no por fallos provocados por agotamiento, mal uso o secado de los cartuchos.

Ahorro Imprimiendo se hará cargo de cualquier consumible que sea defectuoso, no funcione, o no lo haga correctamente. Pero a su vez es importante tener en cuenta las consideraciones explicadas en el apartado  anterior "Consejos para un funcionamiento óptimo de los cartuchos", ya que puede que el producto no tenga ningún defecto y presente problemas por una mala manipulación del mismo, inyectores secos, impresora en mal estado, o actualizaciones instaladas que bloqueen la impresora.